Articulo: Miradas y patrimonio.

Este artículo empieza hablando del patrimonio, poniendo de ejemplo, a la ciudad de Venecia.

El autor, José Pedro Aznárez López, visita esta ciudad, llevando en su imaginación una idea de Venecia pero al llegar a la ciudad te das cuenta de que esa idea contrasta con la que tenías. La ciudad de Venecia tiene numerosas interpretaciones, por lo que la realidad es muy compleja.

Tras esta introducción hablamos sobre 6 posibles variables al patrimonio en cuanto a obras:

Las obras son poliédricas, es decir, que tienes diferentes caras y todas tienen sentido, porque no solo hay un punto de vista sino muchos. Esto personalmente me enseñó y me va a ayudar en un futro en mi trabajo porque tenemos que enseñar a los niños a que tengan su propia opinión sobre las cosas y tenemos que obligarlos a que ellos mismos busquen muchas caras a todas las cosas. Antiguamente la escuela se limitaba a simplificar las cosas y ahora se enseña a reflexionar, a pensar, y por eso nosotros tenemos que seguir con la dinámica actual.

Las obras son sociales, tengo que comprender de qué sociedad proviene la obra. Las interpretaciones de una obra son exclusivamente culturales. Dentro de cada cultura las obran van a tener distintas miradas. Esto también nos ayuda en la escuela porque en ella también se dan interacciones sociales diversas, por lo que no hay una interpretación correcta.

El sentido de las obras va cambiando conforme pasa el tiempo, por ejemplo, el David  de Miguel Ángel que ha tenido numerosos sentidos. Antes se consideraba una representación religiosa, más tarde se convirtió en el poder de Florencia, poco después pasó a ser el símbolo de la perfección humana y actualmente se le considera el referente del arte de toda Europa.

El valor de las obras es inestable: ¿por qué?, porque las obras son instrumentos de poder y por lo tanto su relato canónico varía.

Las obras son mediadoras,  están muy vivas y influyen en nuestra visión. Además amplían nuestra visión aunque no siempre de buena manera, por ejemplo, el cine porno,  amplía nuestra realidad de forma negativa.

Las obras la aprendemos en un segundo, por ejemplo, con dos imágenes se puede explicar cómo se practica sexo y difícilmente se te va a olvidar.

Para ver una imagen tenemos que evitar el relato de los expertos porque son totalmente subjetivos, en una escuela se debe evitar el relato único, debe haber como ya he apuntado, muchas interpretaciones y que éstas tengan sentido para los alumnos. Debemos enseñar a los alumnos a interrogar a las imágenes para que salgan de ellas preguntas, para posibilitar conocimientos, por lo que las imágenes son motores de aprendizaje.

Cuando nos enfrentamos al patrimonio, hay que interrogarlo. Debe haber varias interpretaciones, y además de nuestro relato hay que conseguir que los niños investiguen.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: